¿Porqué luces y sombras? porque El Retiro es un parque dónde conviven la luz; esa luz que no solo que se filtra a través de las ramas del ejercito de árboles que lo poblan, o de la luz que emana de los niños que corretean ante de la desesperación de sus progenitores, pequeños que en ocasiones se sientan embobados ante las actuaciones de artistas callejeros que llenan de colores y sonidos al parque, sino también de las sombras de esos mismos arboles que protegen a enamorados y amantes… pero sobre todo de las sombras de esos misteriosos 170 cipreses del Bosque del Recuerdo, adornados algunos con flores colocadas entre las ramas para recordar a los ausentes….

El contraste entre el bullicio de la zona del lago y el silencio del «Bosque del Recuerdo» es abrumador, sin haber perdido nadie aquella fatídica fecha siento como el pecho me oprime al leer algunas notas al pie de los cipreses que se encuentran en el centro del bosque.

Sin ganas de más, desando el camino buscando de nuevo el bullicio, sin dejar de pensar en lo fútil de nuestra existencia, de como el resto del mundo gira ajeno a nosotros, por eso intento retratar mi mundo, mis amigos, mi familia…mis sueños, mis miedos….. entonces en ese momento descubro de nuevo porque soy fotógrafo…por miedo al olvido…al olvido de los míos y al mío propio….

Retiro 2016 Retiro 2016 Retiro 2016 Retiro 2016 Retiro 2016
Retiro 2016Retiro 2016

Retiro 2016

 

Retiro 2016Retiro 2016Retiro 2016Retiro 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *