Desde que descubrí el cuerpo de la mujer en los lienzos y en las obras de los grandes maestros de la pintura y de la escultura me enamore, sobre todo, de la espalda de las mujeres. Combinar el cuerpo desnudo de una mujer con una tela sobre su piel es la mejor manera de volverla sensual y convertirla en una musa.
Mucho queda por aprender en este viaje sobre la fotografía como expresión artística, viaje que no sería posible sin la ayuda de mis modelos, a las que agradezco de corazón su confianza en mi.
Ella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *