Desde muy pequeño la pintura ha estado presente en mi vida, tanto mi padre como mi tío (su hermano) han dibujado y pintado aún a pesar de no tener una formación cualificada en dichas artes. Este hecho hizo que desde muy pequeño mi padre me apoyara en intentar explotar mi capacidad en el dibujo, todavía recuerdo aquellas carpetas que me compraba llenas de láminas de diferentes tipos (animales, arboles, personas, rostros, etc…).
El devenir de mi vida me ha hecho decantarme por el diseño gráfico y la informática y dejar de lado aquella afición, la cual aún todavía tengo pendiente retomarla. A pesar de esto la fotografía me ha dado la oportunidad de «pintar» cuadros y uno de ellos es mi interpretación del cuadro «La Venus del espejo» de Velazquez.

9620641903_01b3ffddf8_c

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *